sábado, 24 de diciembre de 2016

old new year


(fotos de n. f.) 



cómo me gustaría viajar
y al mismo tiempo
cuánto me gustaría no viajar

no camera is better

y el atardecer en tu mano
es el mismo de aquí

una naranja también se pela
bajo mi ventana

podría tomarme un auto-retrato
de mi sombra enrejada

una silueta
el ojo de un gato

¿no son lo mismo
si nunca me muevo?

ahora el clima ha cambiado
y gotas de lluvia

se desprenden más allá
de las ramas de un espino

como cuando caminas
una mañana
a casa de la yeya.


(Roberto Zeballos Rebaza)


jueves, 15 de diciembre de 2016

Um dia a gente se encontra



En enero
 
el sol de Bahía Blanca
 
podría partir al medio un tractor
 
a las tres de la tarde. 
¿Qué hacías vos 
a la vuelta de casa 
para pasar la siesta? 
Yo me bañaba 
una 
dos 
tres veces. 
Salía al patio 
mojaba la veredita, me tiraba encima 
hacía gárgaras con el chorro de la manguera. 

¿En qué ciudad estarás ahora 
a las tres de la tarde? 
No quiero irme, dije esa mañana 
no sin vos, era la otra parte 
pero tenía que pronunciarse a su debido momento 
Tal vez 
en el brazo del río 
en las estaciones de micro 
o en los baños de luna que nunca tomam
os.



(Florencia Vissani) 
Foto: http://blog.urbanoutfitters.com/blog/nirrimi_hakanson


martes, 6 de diciembre de 2016

Arte y vida


Los hijos de la carne de los hombres
de noche en noche pasan;
lloran y ríen y trabajan, y entonces
de la vista del hombre escapan.
Meditando tamaño destino, la mente
se revuelve con un sentido trágico-
Recorren el camino asignado tan valientes,
se apresuran por lo tanto tan rápido.
Los hijos del cerebro del artista
la mortalidad eluden. Sobre ellos
el Tiempo con su guadaña en vano se agita,
hasta que de las horas ya no quedan ecos.
En muchos corazones, en tantos llanos,
su historia de nuevo abrazan,
mientras, jóvenes o viejos, las manos
del Futuro para saludarlos se alzan.
Como aquí aseguran los oficios de los hombres
su presencia a través de los años,
así debe perdurar de la Memoria el bronce,
con su cúmulo de sonrisas y llantos.
Tales vidas en nuestras vidas pueden ver el sol;
tales camaradas el Arte puede dar.
¿Son solo sombras los hombres? ¿Somos nos
o ellos, quienes viven en realidad?
Art and Life
The children of the flesh of men,
They pass from night to night;
They weep and laugh and labor, then
Are lost to human sight.
Musing on such a fate, the mind
Stirs with a tragic sense-
So brave they walk the stage assigned,
So soon they hurry thence.
The children of the artist’s brain
Elude mortality,
O’er them Time swings his scythe in
vain,
Till time no more shall be.
In many hearts, in many lands,
They live again their tale,
As, young or old, the Future’s hands
Arise to give them hail.
As here the crafts of men assure
Their presence to the years,
So too shall Memory’s bronze endure,
With all their smiles and tears.
Such lives within our lives can be;
Such comrades Art can give.
Are men but shadows? is it we
Or they who truly live?

Trad. Mariano Rolando Andrade
George Sterling, Art and Life, Editor A.M. Robertson, 1920, San Francisco. Traducción y presentación de Mariano Rolando Andrade para ©Buenos Aires Poetry.

La mano en el arado (Ruy de Moura Belo)

LA MANO EN EL ARADO F eliz aquel que administra sabiamente la tristeza y aprende a repartirla entre los días Pueden pasar los meses y los...